Encuentro Nacional LMC: otra mirada.

En esta nota, a su manera, Esperanza nos cuenta cómo transcurrió el último encuentro nacional LMC realizado en Mendoza, quiénes asistieron y qué hicimos.

Tuve la grata ocasión de participar del IV Encuentro LMC Argentina, el cual se realizó en el Colegio Nuestra Señora de la Consolata, y contó con la asistencia de: Gonzalo por Orán (Salta); Silvia y Osvaldo, matrimonio de Jujuy; Luisito de Rafaela (Santa Fe); Lidia, Amelia, Marisa, Betty y Maria, de Pirané (Formosa); Adriana, Elena y Ricardo de Martín Coronado (Buenos Aires); Bibiana, Laura, Belén, Maribel y Luis, de Las Heras (Mendoza); y los anfitriones: Antonella, Gabi, Mimi, Pablo, Lucas, Winnie, Marcos, Bubu, Roita, Tito, Marcela, Oscar, y quien les escribe. Vale destacar la muy pero muy lujosa y no menos colorida compañía de los padres Luis Manco y Daniel Bertea.

¡Qué encuentro! ¡Qué experiencia! En la era de la tecnología, pocas son las palabras y abundan las imágenes. Cada grupo presentó la realidad y accionar en la misión con un video o powerpoint. Adriana nos hizo un aporte valiosísimo en una muy buena reflexión con dinámica incluida. Todo esto sumado a dos curas puro "misión-corazón" que enriquecieron el quehacer del encuentro, y cada día presidieron la celebración de la misa, teñida de diversidad.

¡Paseo! Sí, a la montaña. ¡Misión! Sí, a Las Colectiva, en el Borbollón, Las Heras. Una reina Doña Estela que cede su casa para las reuniones, encuentros y taller; ese sábado 15 la prestó para recibirnos:
  1. Presentación: saludos, abrazos, besos, comadres.
  2. Cartelito de identificación con nuestros nombres y con el alfiler.
  3. División en grupos para visitar la barriada. En el material: cronograma del día, oración, estampita. En la visita: rezar juntos la oración, invitarlos para la misa.
  4. Al regreso: refrigerio y nuevos grupos de trabajo para el armado del rompecabezas con la reflexión que la imagen nos hiciera brotar; puesta en común.
  5. Almuerzo y posterior descanso compartido, conociendo al otro y su realidad.
  6. Muestra de lo hecho por la comunidad en el taller.
  7. Celebración de la misa y despedida
Ya en casa, se dispuso la cena y el fogón, ¡qué fogón! Y a descansar tropa.

El domingo, día muy bravo pero enriquecedor, de almuerzo pollo al disco, preparado por Bruno, papá de Pablo y Gaby, y como comunidad participamos de la Misa en la Parroquia, ocasión para despedir a la Hna. Teresa, destinada a Formosa.

Finalizando el encuentro, calabaza, calabaza, cada cual para su casa.

Esperanza Pérez lmc.




1 comentarios: (+add yours?)

Anónimo dijo...

Recuerdos hermosos que quedaron grabados a fuego en el corazón de cada uno de nosotros.
Gracias a todos por el esfuerzo y la dedicación, nos sentimos como en casa.
Adriana

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...