Misión Barrio Parque del Sol.

Hace ya dos meses, allá por marzo, Mario, lmc de Merlo, Buenos Aires, nos escribía con emoción para contarnos acerca del nuevo emprendimiento misionero de la Consolata en el barrio Parque del Sol. Aquí la carta.

Padres, Hermanas y Laicos Misioneros/as, nos unimos una vez más como una sola Familia en el Carisma y la Espiritualidad del Beato Allamano, para así Ser uno en el Anuncio de la Buena Nueva.

Esto acontece con motivo de encarar conjuntamente y desde los dos Institutos –imc e mc- y con los lmc de Buenos Aires, una nueva misión en un Barrio de las periferias de Buenos Aires, aquí en la localidad de Merlo: “Barrio Parque del Sol”.

En este mismo lugar se llevó a cabo la 1º misión conjunta organizada por toda la Familia Allamaniana Consolatina de todas las provincias donde está el Carisma en Argentina, en enero de 2010.

Entonces fruto de esa misión y de tantos misioneros que han pasado por este Barrio, hoy se encara este proyecto conjunto, para eso se conformó un equipo de trabajo tripartito -mc, imc, lmc-. Este equipo transitó un camino en discernimiento espiritual permanente, viendo la disponibilidad, el rol y el perfil de los lmc, en nuestro caso, pero por sobre todo observando cuál es el camino que Dios y la Consolata nos van marcando.

Así esta misión sienta un precedente importante en el Carisma de la Consolata, porque todas las decisiones y proyecciones, van a ser conjuntas, a través de un solo equipo que será acompañado y animado por Padres imc (tres), Hermanas mc (seis) lmc (siete, mas el acompañar de toda la comunidad lmc de Merlo). También los Novicios y Seminaristas imc, misionaran otro sectores de la zona.

Entonces así unidos como una sola familia espiritual, hoy nos encuentra esta misión “ad gentes” de anunciar a Jesucristo, a cada corazón afligido y distanciado de el proyecto de Amor, Consolación y Salvación, con la guía del Beato José Allamano y nuestra Mamá Consolata.

Contamos con sus oraciones, para que todos/as, tengamos cada día de nuestras vidas un poco de sabiduría divina, más humildad y un corazón abierto al amor permanente, para seguir sembrando esperanza, de que un mundo mejor, es posible en Dios.

Mario Miranda.




0 comentarios: (+add yours?)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...