Novedades desde Guaymallén.

En el título mismo empezamos con las novedades. Es que ahora, LMC Guaymallén es el nombre adoptado por los ex LMC Colegio Mendoza. Los mendocinos nos cuentan algo de lo que han trabajado durante estos meses, casi promediando el 2011

Queridos hermanos LMC!!! ¿Cómo están? Esperamos que muy bien.

Hace tiempo que no nos encontrábamos por estos pagos, pero al fin aquí estamos. Ya hemos tenido varias reuniones desde que empezamos a trabajar. Nos hemos ocupado de evaluar el encuentro nacional que tuvimos en enero pasado y que nos tocó organizar. Hemos tenido espacios para la formación y reflexión. Le dimos la bienvenida a tres nuevas integrantes: Melina, Fernanda y Débora. Pero sin dudas, lo más destacado ha sido el comienzo del trabajo misionero en la comunidad Nuestra Señora de la Consolata, en El Borbollón, departamento de Las Heras.

Así fue que el pasado sábado 28 de mayo, por la tarde, con mucha emoción y entusiasmo realizamos nuestra primera visita a la comunidad. Anduvimos por las calles de los barrios Don Bosco, Santo Tomás y Villa Vieja, haciendo sencillas vistas a los hogares y charlando un poco con los vecinos de cada comunidad. Pudimos indagar y observar acerca de las necesidades que tenían y qué actividades les gustaría o podrían realizar si tuvieran la oportunidad de hacerlo. Durante la visita a las familias, les entregamos un pequeño panfleto contando quiénes éramos, algunas actividades que hemos realizado y una oración por las familias para que tengan en sus hogares.

El objetivo de nuestra visita fue hacer una recorrida del lugar para tomar cuenta, a partir del contacto directo con la gente, de las necesidades que se presentan para ver de qué manera podemos contribuir a satisfacerlas desde nuestro ser laico misionero de la Consolata. Todo esto como parte principal de la pre-misión que empezamos semanas atrás en encuentros con los referentes de la pastoral de la comunidad.

Tenemos pensado poder colaborar en la catequesis bautismal y de primera comunión. Pero también poder contribuir a la promoción social. En ese sentido ya tenemos una pequeña experiencia con la escuela de arte, donde algunos jóvenes del grupo misionero han aprendido artes circenses con el P. Emmanuel Pius Chacha imc, y algunos laicos enseñan teatro y música. Con este antecedente y varias ideas en el tintero vamos caminando, lento pero seguro, en esta nueva empresa.

A grandes rasgos y muy resumidamente, esto es lo que nos ha mantenido ocupados en esta parte del año. Estamos muy confiados en que Mamá Consolata nos va a guiar en esta misión que estamos emprendiendo, para que, más allá de nuestras aspiraciones, se haga lo que Él quiera.

Gabriela Tansini y Marcos Valdez, lmc




0 comentarios: (+add yours?)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...